Los criterios ESG evalúan la responsabilidad de una empresa con el medio ambiente, el impacto social y la buena gobernanza. La noción de sostenibilidad se está convirtiendo en un tema clave. Entrevista con Gabriela Contreras, ingeniera ambiental (BlueKanGo).

¿De dónde vienen los criterios ESG?

Los criterios ESG/ASG tienen su origen en una toma de conciencia gradual, impulsada por el contexto de un mundo cambiante.

A menudo equiparado únicamente a las cuestiones medioambientales, el desarrollo sostenible abarca un espectro mucho más global.

La ONU ha adoptado una definición que seguirá siendo la referencia internacional:

«Satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras».

Para ello, la Cumbre de Río de 1992 identificó tres pilares fundamentales: medioambiental, social y económico.

¿Cómo son los criterios ESG hoy ?

Hasta ahora, la información no financiera en Europa se ha dirigido principalmente a las empresas que cotizan en bolsa.

Para asumir su responsabilidad social, ya sea de forma obligatoria o voluntaria, han podido apoyarse, por ejemplo, en:

  • los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU
  • la norma ISO 26000
  • las etiquetas

Se acaba de dar un paso importante: el pasado 28 de noviembre, el Consejo de la Unión Europea aprobó la llamada directiva CSRD, que hará obligatorios los informes de sostenibilidad por parte de las empresas.

Esta presentación de informes no financieros, iniciada en 2014, apoya el deseo de Europa de ser el primer continente neutro desde el punto de vista climático. Los informes tendrán que ser certificados por organizaciones terceras independientes.

¿Quién puede aplicar criterios ESG en las organizaciones?

Los directores administrativos y financieros parecen estar en primera línea.

Podrían contar con el apoyo de los responsables de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente.

En efecto, estos últimos están familiarizados con el uso de herramientas de información y ya se ocupan de temas directamente relacionados con la RSC/RSE y los criterios ESG: seguridad y calidad de vida en el trabajo, gestión de residuos, gases de efecto invernadero, etc.

Familiarizados con el análisis de riesgos y los planes de acción, son capaces de evaluar las consecuencias de la actividad de la empresa en su entorno y viceversa.

Se puede utilizar un enfoque por procesos con un piloto designado, un fuerte compromiso de la dirección y servicios de apoyo de recursos, en particular sistemas de información.


¿Por qué una herramienta digital para gestionar la política de RSC/ESG?

La directiva exigirá la producción de muchos indicadores clave predefinidos y formateados. También pueden ser útiles las conciliaciones e incluso la convergencia entre las normas europeas e internacionales.

La calidad y sinceridad de la información producida son esenciales. 

Requiere el tratamiento transversal de una gran cantidad de datos, que no puede satisfacerse con una hoja de cálculo y un procesador de textos.

Una solución digital es una ayuda preciosa, incluso indispensable. En efecto, la gran dificultad consiste en recoger los datos, analizarlos y formatearlos automáticamente.

Una herramienta dedicada es también la posibilidad de autoevaluarse en relación con las normas y de gestionar su política de RSC/RSE de forma colaborativa y transversal.

Conclusion

Evidentemente, el tema de ESG constituye por tanto criterios de evaluación multiformes para las políticas de RSC/RSE. Para cada vez más empresas, deben ser sinceros, fiables y sostenibles.

El futuro próximo de la ESG/ASG pasa, pues, por basarse en un marco de referencia común, respetarlo, demostrarlo y ¡darlo a conocer!



Descubre la aplicación: Gestión de los criterios ASG /IFRS de BlueKanGo


Aplicación ESG / IFRS